Los datos que ha publicado la Asociación de Energía Renovable Portuguesa (APREN) confirman este hito histórico. La electricidad renovable producida en el mes de marzo ha superado la demanda, lo que demuestran la viabilidad del funcionamiento del sistema eléctrico, con una gran parte la energía renovable.

Durante algunas horas se requirieron centrales termoeléctricas fósiles para complementar el suministro de electricidad del país luso, sin embargo, todos estos periodos fueron totalmente compensados por otros de mayor producción renovable. Concretamente el 11 de marzo se registró el máximo de 143%.

La energía hidroeléctrica y eólica representaron, respectivamente, el 55% y el 42% del consumo mensual. El resto se obtuvo a partir de biomasas y fuentes solares. La producción total de renovables en marzo también evitó la emisión de 1,8 millones de toneladas de CO2, lo que se ha traducido en un ahorro de 21 millones de euros.

Según APREN, este logro es un ejemplo de lo que sucederá con más frecuencia en el futuro. Además, esperan que para 2040 la producción de electricidad renovable pueda garantizar el consumo anual total de la electricidad de Portugal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here